La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

We are

Compartir

30 enero: Día escolar de la No violencia y la PAZ

Publicado 06/02/2019

EL IES ALHAMA CELEBRA 

EL DÍA DE LA PAZ

    El pasado 30 de enero, toda la comunidad educativa del IES Alhama se dio cita en el Gimnasio del Centro para Celebrar el Día escolar de la No violencia y la Paz. 

    En torno a un gran paloma los alumnos manifestaron sus renuncias hacia valores que nos impiden vivir en PAZ.

    Posteriormente se leyó un manifiesto. 

PROCLAMACIÓN DE NUESTRAS DENUNCIAS

     El alumnado del I.E.S. Alhama, de Alhama de Granada, queremos hacer oir nuestra voz en la celebración del Día Internacional de la Paz, y proclamamos las siguientes DENUNCIAS:

1. Mientras haya países poderosos, a los que consideramos “grandes potencias mundiales”, que dominan y oprimen a aquellos otros países con menos recursos y poder, que forman parte del llamado “tercer mundo”, y los mantengan sometidos y explotados…

NO HABRÁ PAZ EN LA FAZ DE LA TIERRA.

 2. Cuando hay países que viven divididos y enfrentados, en los que el odio racial y religioso es la causa que destruye sus casas y sus ciudades, llenándolas de sangre, dolor y desesperación, tan solo porque unos se creen superiores y mejores que los otros…

NO PODRÁ REINAR LA PAZ ENTRE LOS PUEBLOS Y LAS NACIONES.

 3. Cada vez que algunos países engrosan su riqueza a base de vender maquinaria de guerra y armamentos a otros países, logrando con ello que otros países vivan divididos y en guerra, dominados por el odio, el enfrentamiento y la división…

SERÁ IMPOSIBLE QUE LA PAZ NOS UNA Y NOS HERMANE

 4. Si hay gobernantes que abusan de su poder y autoridad, y hacen que los ciudadanos de sus países vivan en la pobreza y la miseria, sin tener acceso a los bienes básicos para la supervivencia y, además, les oprimen bajo su tiranía, privándoles de los bienes y de su libertad…

NO PODREMOS VIVIR EN PAZ Y EN ARMONÍA.

 5. Mientras exista una mayoría de países que vivan en la pobreza, y su población muera por desnutrición y falta de alimentos, y exista otra minoría de países opulentos que contemplan impasibles el sufrimiento de estos hombres, mientras arrojan sus excedentes de producción al mar…

NO HABRÁ PAZ QUE SACIE EL CORAZÓN DE LAS PERSONAS.

 6. Siempre que se sigan produciendo malos tratos en el seno de las familias del mundo, y se continúen dando casos de agresiones y violencia doméstica, que llenan de dolor y destruyen la convivencia familiar, y están provocadas por unas relaciones de dominio y sometimiento de un género hacia otro…

NO REINARÁ LA PAZ EN EL SENO DE NUESTROS HOGARES.

 7. Cuando las personas sigamos manteniendo actitudes de intransigencia e intolerancia ante los que son diferentes a nosotros, y sigamos haciendo de la violencia, la agresividad y la fuerza las herramientas con las que querer imponernos los unos sobre los otros…

NO HABRÁ PAZ EN NUESTRAS RELACIONES HUMANAS.

 8. Cada vez que en algún país del mundo se violan y no se respetan los Derechos Humanos, y se comercia con el hombre como moneda de cambio, permitiendo que se produzcan situaciones como la explotación infantil, la trata de blancas, la venta de órganos, y la esclavitud y servidumbre en el trabajo…

NO LOGRAREMOS QUE LA PAZ DEJE DE SER UNA UTOPÍA INALCANZABLE.

 9. Siempre que desobedecemos e incumplimos las normas, dejándonos llevar por nuestros caprichos, y queriendo hacer lo que nos apetece en cada momento. Cuando insultamos y despreciamos a quienes nos enseñan y corrigen, dando pie a que surjan conflictos en nuestro entorno familiar y educativo…

NO HABRÁ PAZ QUE NOS PERMITA EL ENTENDIMIENTO.

 10. Cuando dejamos que el odio se adueñe de nuestra existencia, y permitimos que nuestro corazón se llene de egoísmos y de envidias, nuestra vida se ve infectada de rencores y enemistades, que hacen que nuestras vidas se llene de tristeza, y que seamos pobres personas acomplejadas y solitarias…

NO SERÁ POSIBLE QUE LA PAZ REFUERCE NUESTRAS RELACIONES.

 

MANIFIESTO PARA EL DÍA DE LA PAZ

OBREROS DE PAZ

 

Compañeros y compañeros.

Equipo directivo.

Estimados alumnos y alumnas.

     Permitidme unas palabras que espero no os aburran y deseo os conmuevan e inviten a actuar.

     Ha llegado el momento de afirmarlo, de alzar alto la voz y decirlo claro:

“Pedimos la voz, la palabra y la paz”.

     Dejadme que os haga una pequeña confesión. Me agrada bastante conversar con todo el mundo; somos una conversación afirmaba un poeta alemán (Holderlin), disfruto escuchando y dialogando, aprendiendo de todos aquellos emisores que puedan aportarme experiencias y conocimientos a mi existencia.

    A todos nos gusta hablar; estar con nuestros seres queridos.

    A todos nos gusta pasar ratos agradables, realizar actividades placenteras.

    Todos buscamos y anhelamos la tranquilidad y la felicidad. Pero ninguno buscamos ni queremos la discordia, el enfrentamiento, la disparidad, el enfado, el disgusto, la controversia, la desavenencia, la guerra. No, no la queremos para nada.

    Queremos, anhelamos, deseamos en lo más profundo de nuestro corazón la tranquilidad, el acuerdo, la concordia, la armonía, la tranquilidad, la felicidad, el perdón; en definitiva queremos y anhelamos por encima de todo la paz.

     Dejadme que os diga, ahora que estáis escuchando.

     La paz existe, yo la vi un día en mi casa mientras leía debajo de un limonero.

     La paz es una joven madre que abraza a su recién nacido.

     La paz es un niño que deja a otro su juguete.

     La paz es un hombre que renuncia a sus sueños para construir la felicidad de los que ama.

     La paz es un anciano sentado en una mecedora contemplando el horizonte.

     Pero no os confiéis.

     La paz no es simplemente un sustantivo abstracto, un proyecto, una ilusión. No, la paz debe ser real, debe tener existencia clara y verdadera; debemos hacer realidad a la paz.

    Es hora ya, desde aquí os animo a empezar a construir la paz a convertiros en auténticos obreros de  la paz; a poner cada uno y cada uno nuestro granito de arena, nuestro ladrillo, nuestras manos llenas de buenas intenciones para empezar a construir ese mundo de alegría, armonía, dulzura, amor, felicidad que en una única palabra hemos venido a llamar:

PAZ

Muchas Gracias.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?